¿Qué son las técnicas de estudio?

Por Daniel Wolf

 

«Aprender a aprender es, por lejos, la mejor
inversión que puedes hacer hoy para el resto de tu vida.»

Las técnicas de estudio son formas o estrategias, probadas científicamente, de aprender mejor o más rápido.

A lo largo de la historia se han realizado muchos estudios y se ha comprobado que funciona mejor para estudiar y aprender más rápido.

En este artículo te explicaré las formas (de menor a mayor efectividad) cuales fueron las que más me funcionaron a mi.

Y eso haremos hoy.

Cuando era niño tenía problemas de aprendizaje, me costaba concentrarme, exámenes reprobados, llegadas tarde y más..

Al llegar a la universidad, mi madre, por consejo de una amiga que es profesora, me propuso que mejor vaya a un terciario. «»Es más sencillo», «Después verás»

Pero no hice caso, no estaba dispuesto a creerme menos, al menos, sin probar.
Le puse muchas ganas pero entendí que tenía que mejorar mi forma de aprender.

Y entonces empecé a investigar y encontré que hay  formas de aprender mejor.

Cuatro años más tarde, me recibí en ciencias económicas con uno de los mejores promedios de mi camada.

La conclusión fue simple:

A aprender, también se aprende.

1. Aprende lo mismo, de diferentes formas.

Es así:

La mente funciona en forma de red, cada dato o habilidad en nuestro cerebro, esta conectado a otros datos o habilidades. 

Cuantas más conexiones diferentes utilices, mejor estará conectado el nuevo conocimiento y mayores serán las probabilidades de que recuerdes lo aprendido.

Aprender de diferentes formas te dará diferentes recuerdos.

Pero es aún mejor:

También te ayudará a alojar mejor futuros conocimientos o habilidades relacionados

¿Porque?

Porque el cerebro es plástico y se modifica su estructura con cada cosa que aprendes. Y cuanto más «fuerte» esta arraigado un conocimiento, mejor soportará otros nuevos conocimientos.

Piénsalo como un árbol: Si la base del árbol tiene raices amplias, este podrá aguantar mayor peso y volumen que si las raíces son pequeñas. El nuevo conocimiento necesita donde conectarse y apoyarse

Formas diferentes de aprender, según su efectividad:

  • Lee en voz baja. (La forma menos eficiente de aprender)
  • Lee en voz alta
  • Mira un video sobre el tema.
  • Escribe, toma notas y haz cuadro conceptuales.
  • Enseñale a alguien más lo que has aprendido
  • Intenta poner en práctica lo aprendido. (La forma más eficiente de aprender)
Utiliza todas, especialmente las úlitmas y recordarás mejor y más rápido.

2. Estudia diferentes temas en un mismo día:

Hay muchas teorías de porque esto funciona mejor que estudar una sola cosa por día.

La explicación más simple y, para mi, la mejor es que:

Es más interesante. Y el interés resulta clave para mantener la atención y el aprendizaje. Si te aburres a la hora, ¿para que seguir estudiando lo mismo?

Es simple pero a veces uno se olvida y seguimos porque sentimos que esforzandonos estamos progresando.. pero no es así necesariamente.

Asi que:

Cuando te aburra lo que estás estudiando

Cambia de tema.

Pero no estudies distintos temas al mismo tiempo, o cada 5 minutos.. Solo 1 por vez. y cuando dejas un tema, quita todos los libros o elementos relacionados de tu mesa.

3. Evita Multitareas:

Hacer multitareas es hacer varias cosas al mismo tiempo. Es decir, estudiar y ver Instagram cada 2 minutos.

Simplemente, no es eficiente ni efectivo.

excepto:

La música, no es mi caso pero a algunas personas estudiar con música les ayuda a concentrarse mejor. Fiajte que es lo mejor para ti.

Aquí hay algunas sugerencias para mejorar tu concentración:

  • Apaga tu teléfono o ponlo en modo avión.
  • Cerrar sesión  en todas las redes sociales y mensajerías en tu computadora.
  • Si no lo necesitas, desconecta internet.
  • Ordena el lugar en el que estarás estudiando antes de comenzar.
Si estás pensando que te cuesta concentrarte, no hay problema, más adelante veremos muchas formas de mejorar tu concentración.

4. Haz ejercicio físico

El ejercicio es una especie de droga milagrosa:

Reduce la ansiedad y la depresión.
Aumenta la enegía.
Mejora la velocidad mental y la memoria.
Mejora la resistencia y la concentración.

Entonces, ¿por que no estás haciendo ejercicio?

Estudia de manera más inteligente, y haz ejercicio todos los días. No debe ser mucho, puede ser, incluso, solo salir a caminar 30 a 45 minutos.

Verás como tu concentración y estado de ánimo mejoran muchísimo.

Estarás más saludable, tendrás más energía, y recordarás mejor la información.

El ejercicio es bueno para tu cuerpo. Y por supuesto ambién es muy bueno para tu cerebro y tu concentración

Varios estudios han demostrado que el ejercicio …

  • Mejora tu memoria [24]
  • Mejora la velocidad de tu cerebro [25] [26]
  • Reduce la ansiedad y la aparición de depresión.
  • Mejora tu calidad de sueño
  • Reduce el estrés
  • Mejora tu estado de ánimo [27]
  • Te hace ver mejor 😉

5. Revisa la información periódicamente

Si quieres estar seguro que retendrás la información en el largo plazo la revisión periódica es tu mejor herramienta.

Lo mejor

Es es que lleva poco esfuerzo, porque son temas que ya haz aprendido, por lo que resulta fácil y rápida su revisión.

  • 1 día después de conocer la nueva información.
  • 3 días después de la 1ª revisión.
  • 7 días después de la 2ª revisión.
  • 21 días después de la 3ª revisión.
  • 30 días después de la 4ª revisión.
  • 45 días después de la 5ª revisión.
  • 60 días después de la 6ª revisión.
Después de este tiempo es probable que te acuerdes para siempre lo que estudiaste.

6. Siéntate al frente de la clase.

Mira:

Estudios científicos muestran que los estudiantes que se sientan en el frente tienden a obtener puntuaciones más altas en los exámenes.

Los puntajes promedio de los estudiantes según un estudio (Giles, 1982), dependiendo de dónde se sentaron en clase, son los siguientes :

  • Filas delanteras: 80%
  • Filas medias: 71.6%
  • Filas traseras: 68.1%
Los asientos fueron asignados por el maestro. [4] Esto significa que los estudiantes no elegían donde sentarse.

Al sentarse en la parte delantera, podrás ver y escuchar mejor y tendrás menos distracciones.

7. practica más, estudia menos

El hecho es el siguiente:

Está comprobado que las personas nos acordamos mucho más de lo que hacemos que de lo que leemos o vemos.

Una persona aprenderá a hablar inglés más fluido en 6 meses viviendo en el extranjero que estudiando 6 años en clases en el lugar en que vive.

¿Por qué?

Si estudias matemáticas o alguna ciencia: Resuelve ejercicios.
Si estudias Inglés o algún idioma: Participa de grupos de conversación.
Si estudias filosofía: Discute el tema con alguien más.

Ventajas:
Aprenderás más en menos tiempo.

Desventajas:
Si eres tímido, en algunos casos puede ser difícil empezar.

Puede interesarte: ¿Cómo ejercitan los mejores? Aprende en que se diferencian del resto.

8. Autoevalación

La autoevaluación periódica te permitirá:

  1. Tener la información más fresca.
  2. Saber realmente cuanto sabes.

Ambos beneficios te ayudarán a mejorar tus calificaciones, bajarán tu ansiedad y te permitirán aumentar la confianza.

Puedes ir haciendo una lista de preguntas importantes de la materia y utilizarlas antes de comenzar a estudiar.

Los resultado te permitirán también mejorar tu método de estudio.

9. Conecta lo que estás intentando aprendender con algo que ya sabes.

Como ya dijímos antes, el cerebro funciona en red, cuantas más conexiones tenga un nuevo conocimiento, mayor será su solidez.

Intenta encontrar parecidos a otras cosas que ya conozcas.

Por ejemplo:

Si intentas aprender ingles puedes buscar la palabra en un libro o canción que te gusten.

Cuantas más conexiones con cosas que ya conoces mejor!

10. Toma descanzos regulares

Tomar descanzos cortos cada 1 hora te permitirá mantener la atención durante más tiempo.

Te recomiendo que hagas un poco de ejercicio, que salgas un rato a caminar o que te des una ducha para depejarte.

Lo importante es recuperar tu atención.

Una vez que estás muy canzado, es momento de dejar el estudio por completo y descanzar durante al menos unas horas:

Ejercicio
Salir a la naturaleza.
Dormir,

Son las formás más efectivas de descanzar la mente.

11. Libera la tensión y recompénsate al final del día de estudio.

Estudiar requiere mucha atención y la atención, requiere tensión.

Al terminar de estudiar intenta liberar la tensión, saliendo a correr o caminar durante 40 minutos.

Después de esto:

  • Juega a algo con amigos.
  • Come algo rico.
  • Sal a correr y luego relaja mirando una película
  • Escucha tu música favorita
  • Tocando un instrumento musical
  • Toma una ducha

12. Enfócate en tu superación personal y no en los resultados

Desearía haber aprendido esto hace mucho tiempo.. pero más vale tarde que nunca.

Los estudiantes más exitosos se concentran en mejorar cada día, no en tratar de obtener una calificación o un objetivo concreto.

Los objetivos de rendimiento (por ejemplo, obtener al menos un 9 en la próxima prueba de matemáticas o ingresar a una escuela de primer nivel) sirven para demostrar algo. Puede ser a los demás o a ti mismo, pero el eje sigue estando en demostrar.

En contraste,

los objetivos de aprendizaje (por ejemplo, aprender 10 palabras nuevas en Ingles por día) tienen que ver con el crecimiento, con ser cada día mejor que ayer. No hay nada para mostrar, el objetivo es el proceso en si.

La paradoja es que:

Aunque la mayoría de los colegios y universidades se centrán en la importancia de las calificaciones y resultados, toda la evidencia científica muestra que lo más efectivo para conseguir mejores resultado es centrar la atención en el proceso y no en el resultado.

Los mejores, de cualquier disciplina, llegan a ser los mejores porque mejoran cada día, no porque lo querían más que los demás.

Pensar demasiado en el resultado solo te generará ansiedad.

Céntrate en tu superación personal todos los días y los resultados vendrán solos.

Las autoevaluaciones de las que hablamos son una herramenta util  cuando se usan de manera periódica para medir resultados sin la presión de los exámenes.

13. Si eres máyor de 20 años, prueba saltearte el desayuno.

Aunque no es exactamente una técnica de estudio, elegir el momento de comer puede ser muy útil para aumentar tu concentración:

Si eres menor de 21 años no hagas esto ya que todavía tu cuerpo está creciendo y es importante que le des todo el alimento necesario. No querrás que tu cerebro no se desarrolle o quedarte bajito.

El ayuno intermitente es una forma cada vez más común de comer. La idea es simple, estirar los periodos en los que no comes.

Está comprobado que, en muchas personas, esto ayuda a mantener la atención y la vitalidad.

¿Por qué?
Porque cuando no has comido tu cuerpo y mente se mantienen alerta, para justamente conseguir alimento.

Una vez que haz comido, tu cuerpo y mente se relajan.

¿Cuanto tiempo? Eso depende de ti y de como te sientes bien.

Importante:
Si tienes cualquier tipo de dudas consultale a un médico

14. El MÉTODO POMODORO

La técnica pomodoro es muy simple. Consiste en utilizar un cronometro para estudiar en lapsos de 25 mintuos con descanzos de 5 minutos.

Ventajas:
Cuando uno no puede concentrarse es una buena forma de comenzar a estudiar.

Desventajas:
El problema es que si uno está concentrado, estar cortando cada 25 minutos puede ser contraproducente.

Mi utilización:
Cuando no logro sentarme a estudiar utilizo un Pomodoro como una forma de emepezar. Si sigo distraído sigo utilizando Pomodoros (ciclos de 25 mintuos). Pero si ya tomé ritmo, dejo de usarlo y continuo estudiando.

Una cosa más, cuando estoy muy distraído utilizo ciclos aún más cortos, de 15, 10 y hasta 5 minutos, solo para comenzar.

15. la técnica feynman

La técnica Feynman es simple pero profunda.

Esta técnica de estudio consiste de 4 simple pasos:

1. Elige un concepto
2. Escribe una explicación para que te entienda un niño pequeño
3. Relee el texto e identifica las partes que no estén claras o bien explicadas. Puedes usar ejemplos.
4. Vuelve a revisar y simplifica las partes que hayan quedado difíciles de entender. (Este paso es opcional)

Ventajas:
Aprenderás realmente. Te darás cuenta de que hay partes que no puedes poner facilmente en palabras. Esto te demostrará que no lo entiendes del todo.

Si haces los 4 pasos, de forma consiente, estarás seguro de que entiendes el concepto a la perfección.

Desventajas:
Lleva mucho tiempo. Lamentablemente los colegios y universidades dan demasiados temas y se hace prácticamente imposible entender todos los temas en profundidad.

Mi utilización:

Cuando tengo tiempo uso esta técnica escribiendo en mi computadora. Cuando no tengo tiempo, lo hago grabando mi voz con el transcriptor de Google que pasa mi voz a texto.

La parte de revisión, la hago sobre el documento escrito.

Bueno, estos son algunos consejos para que mejores tu aprendizaje. Haz la prueba y encuentra cuáles te funcionan mejor a ti.

¿Que te han parecido? La seguimos en la sección de comentarios!