«Un hombre inteligente comete un error, aprende de él y nunca vuelve a cometerlo».

Roy H. Williams

Piensa en el último error que cometiste. Incluso si fuera uno de menor importancia.

Es probable que hayas sentido una oleada de pánico y luego tuviste que arreglar las cosas.

Nadie es inmune a cometer errores. ¡Somos humanos!

El problema es si simplemente nos disculpamos y seguimos adelante sin aprender de ello. 

Cómo dejar de repetir errores

Aquí hay cinco pasos para ayudarte a aprender de tus errores y poner en práctica lo aprendido.

1. Se dueño de tus errores

No puedes aprender nada de un error hasta que admitas que lo has hecho.

Así que, respira hondo y admítelo, toma posesión de él, contigo y con los demás: Informa a los que deban saberlo, disculpate y propone una solución.

Decir «lo siento» requiere coraje y es mucho mejor que ocultarlo o, peor aún, culpar a otros por ello. Con el tiempo, las personas valiosas, recordarán y valorarán tu coraje e integridad mucho más que el error que cometiste.

Sin embargo, si lo escuchan de otros, tu reputación sufrirá y es posible que no tengas otra oportunidad de aprender.

2. Replantea el error

La forma en que ves tus errores determina la forma en que reaccionas ante ellos y lo que haces a continuación.

Es probable que veas su error desde un punto de vista puramente negativo mientras persistan las consecuencias del error. Pero, si puedes replantea tu error Como oportunidad de aprender.

Por ejemplo, si no hagas seguido un proceso correcto, considera la posibilidad de introducir un check list para asegurarte de hacerlo bien la próxima.

Deja de azotarte para limpiar tu culpa y aprovecha la oportunidad para aprender de lo que pasó. Busca una solución, es una oportunidad para mejorar!

Con esta mentalidad podrás seguir adelante con tu autoestima en alto, donde debe estar!

3. Analiza tu error

A continuación, necesita analizar su error de manera honesta y objetiva. Pregúntate a ti mismo las siguientes preguntas:

  • ¿Qué estaba tratando de hacer?
  • ¿Qué salió mal?
  • ¿Cuándo salió mal?
  • ¿Por qué salió mal?

 partir de aquí puedes utilizar la técnica de “Los 5 ¿Por qué?”. La idea es preguntar el porque del porque 5 veces. Por ejemplo:

  1. El cliente no quiere pagarnos por el trabajo realizado. ¿Por qué?
  2. Porque no cumplimos con las fechas de entrega del trabajo y el cliente ya no lo necesitaba. ¿Por qué no llegamos a la fecha?
  3. Porque tomó más tiempo del que pensábamos. ¿Por qué?
  4. Nos quedamos sin tela y hubo que comprar y esperar dos días a la entrega. ¿Por qué nos quedamos sin tela?
  5. Porque la usamos para otro pedido de último momento.

Soluciones posibles:

. Buscar un proveedor que sea confiable y pueda entregar en el momento.
. Etiquetar el Stock de tela necesaria cuando un pedido es tomado.
Llevar a cabo este proceso debería revelar qué causó el error y facilitar qué debe cambiar para evitar que se repita.

4. Poner las lecciones aprendidas en práctica

Aprender lecciones es una cosa, ¡pero ponerlas en práctica es otra muy distinta!

Aquí, debes identificar que cosas debes cambiar o aprender para evitar cometer el error.

Pequeña idea:

No tengas miedo de pedir ayuda a otras personas que esten involucradas. Compartir el cambio con otros te ayudará a ti y al resto, a generar más compromiso con la solución.

Tómalo con calma y no compliques demasiado las cosas. Los cambios simples son más fáciles de adoptar. Cuanto más simple, más probable es que funcione.

5: revisa tu progreso

Es posible que debas probar varias formas de poner en práctica tu aprendizaje antes de lograr erradicar el problema original.

Agendate una alarma en tu calendario para revisar y evaluar si haz logrado solucionar el problema de origen.

RESUMEN

Puntos clave

Cuando tu o alguien de tu equipo comete un error:

  • No te centres en quien tiene la culpa. Esto es perjudicial a largo plazo, y perderá el potencial de aprendizaje. Céntrate en porque ocurrió.
  • En cuanto puedas, replantea tu error como una oportunidad para aprender y desarrollarte.
  • Repasa lo que salió mal y encuentra las causas de porque ocurrió
  • Identifique las habilidades, el conocimiento, los recursos o las herramientas que evitarán que repita el error. Mantenlo simple.
  • Revisa y analiza tu progreso en el tiempo con una alarma en tu calendario.